In Harm's Way, performance por los refugiados

Una reflexión personal por Sabrina Rodríguez



Es un honor para mí formar parte de este proyecto de Amanda Palmer y Abel Azcona. La canción nació a raíz del impacto que causó en Amanda la muerte de Aylan Kurdi, un niño sirio que falleció en una playa de Turquía. Palmer estaba embarazada y a punto de dar a luz a su primer hijo cuando la fotografía del pequeño Aylan inerte, boca abajo en la arena, dio la vuelta al mundo. No es el primero ni será el último niño en morir así pero la imagen rompió corazones y despertó un gran sentimiento de empatía hacia los refugiados y su situación crítica.


Amanda quería crear un videoclip que fuese especial, que pudiese mostrar ese sentimiento y por eso contactó con el artista Abel Azcona para hacerlo realidad. Yo participé como performer y podéis verme en el vídeo viviendo el proceso de la experiencia.



La letra de la canción (y la traducción):


what i cannot see cannot be not untrue

(lo que no puedo ver no puede ser falso)

standing on the barrier of me and you are

(de pie en la barrera entre yo y tú están)

standing where the ocean meets the sand

(de pie donde el océano se junta con la arena)

we cross though we barely understand

(lo cruzamos aunque apenas entendemos)

the grass is always greener on the land

(la hierba es siempre más verde en la tierra)


what we cannot say cannot be not our fault

(lo que no podemos decir no puede no ser nuestra culpa)

searching for a harbor where the sharks don’t call

(buscando un puerto donde no haya tiburones)

i’m waiting where the boats arrive at night

(estoy esperando donde los botes llegan por la noche)

i see the ones before me disappearing into light

(veo a los que están delante de mí desapareciendo en la luz)


why would you go? when you could stay?

(¿por qué te irías cuando podrías quedarte?)

why would you try? when you could walk away?

(¿por qué lo intentarías cuando podrías alejarte?)

why should i care when you’re not mine?

(¿por qué debería importarme cuando no eres mío?)

why would i care when you’re not even my kind?

(¿por qué me importaría cuando ni siquiera eres de los míos?)

why would you stand when you could lie?

(¿por qué te sitúas cuando podrías mentir?)

why would you bother to find something kind to say?

(¿por qué te molestas en encontrar algo amable que decir?)

why would you bother to love your own neighbor?

(¿por qué te molestas en amar a tu propio vecino?)

and why would you bother to love your own brother?

(¿y por qué te molestarías en amar a tu propio hermano?)


….love’s so expensive these days.

(… el amor es tan caro hoy en día.)


what i cannot do cannot be not undone

(lo que no puedo hacer no puede ser deshecho)

blinking at the reef collapsing in the sunrise

(parpadeando en el arrecife que se colapsa en la salida del sol)

shining from this pamphlet in my hand

(brillando desde este panfleto en mi mano)

we cross as many fingers as we can

(cruzamos tantos dedos como podemos)

the grass keeps looking grayer as we find no place to land

(la hierva sigue pareciendo gris ya que no encontramos un lugar donde llegar a tierra)


what i cannot see cannot be not unseen

(lo que no puedo ver no puede ser no visto)

standing on the barrier of you and me

(de pie en la barrera entre tú y yo)

are standing where the ocean meets the sand

(están de pie donde el océano se junta con la arena)

we cross even though we understand

(lo cruzamos aunque incluso entendamos)

we cross even though we see the child in the sand

(cruzamos incluso aunque vemos al niño en la arena)


why would you go? when you could stay?

(¿por qué te irías cuando podrías quedarte?)

why would you try? when you could cast away?

(¿por qué lo intentarías cuando podrías naufragar?)

why should i care when you’re not mine?

(¿por qué debería importarme cuando no eres mío?)

why would i care when you’re not even my kind?

(¿por qué me importaría cuando ni siquiera eres de los míos?)

why would you stand when you could lie?

(¿por qué te sitúas cuando podrías mentir?)

why would you bother to find something kind to say?

(¿por qué te molestas en encontrar algo amable que decir?)

why would you bother to save your own neighbor?

(¿por qué te molestas en salvar a tu propio vecino?)

and why would you bother to save your own brother?

(¿y por qué te molestarías en salvar a tu propio hermano?)


why would you bother to save your own child

(¿por qué te molestas en salvar a tu propio hijo?)

why would you bother with all of this bother

(¿por qué te molestarías por toda esta molestia?)

and why would you bother with all of these others

(¿por qué te molestarías por todos estos otros)

when there’s always you you could save….

(cuando siempre podrías salvarte a ti mismo…)


why, what are you crazy?

(¿por qué, estás loco?)


why would you stand in harm’s way?

(¿por qué te pondrías en peligro?)



Unas palabras de Abel Azcona:


Más de 25 millones de personas han abandonado su hogar a la fuerza. La mayoría no pueden regresar a su país de origen por un temor bien fundado a la persecución por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social determinado u opinión política. Desde el 2015 el proyecto «El Milagro» creado por el artista Abel Azcona ha sido realizado en 24 ciudades y playas del mar Mediterráneo. Desde Marsella hasta Lesbos, pasando por Niza o Palermo. Un proyecto performativo e instalativo donde el artista busca una reflexión en primera persona impregnada de crítica social. Más de dos mil personas han participado activamente en las acciones, todas ellas caminando durante horas en sus ciudades de origen, para terminar de forma simbólica en el interior del agua hasta ser cubiertos por la misma. Cada uno de los participantes ha realizado en la performance un viaje interno con el fin de empatizar con uno de los horrores que más víctimas mortales ha causado en la última década. Miles de cuerpos de mujeres, hombres y niños han perecido en los mares sin ningún reconocimiento ni sentimiento de culpa por una sociedad anestesiada y cruel. Con esta obra artística, los participantes realizan un proceso en primera persona de varias horas de duración, hasta terminar en la playa formando una instalación de cientos de cuerpos, sin perder en ningún momento a todas las víctimas reales de su memoria. Esta acción nace como una herramienta de empoderamiento, crítica y lucha común. En esta última performance en 2017, casi cien personas recorrieron la ciudad de Tarragona, ciudad que fue la primera en realizar la acción en el año 2015. Todos ellos, de más de quince nacionalidades diferentes. Caminantes estadounidenses, finlandeses, suecos, australianos, franceses, mexicanos, ingleses, españoles, filipinos, italianos, marroquíes, sirios, holandeses, colombianos y argentinos denunciaron con sus propios cuerpos flotantes en el agua del mediterráneo, como símbolo de unión y empoderamiento. Esta última performance diseñada y creada en común por la artista Amanda Palmer y el artista Abel Azcona junto a todos los participantes.

Puedes leer las palabras de Amanda Palmer y otros participantes siguiendo este enlace.



Mi reflexión personal:


Todo trabajo performativo produce una transformación en mí. Yo permito que así sea. No creo que valga la pena ser artista si no estás dispuesto a exponerte, a ser vulnerable, a dejar que las cosas pasen por ti. No creo que la sensibilidad y la vulnerabilidad sean debilidades, al contrario, hoy en día hay que ser muy valiente para mostrarse vulnerable y dejar que eso te cambie y te vuelva más fuerte a través de la unión con los demás.


El rodaje de esta pieza se realizó en marzo del 2017, los últimos días de invierno. Abel nos pidió realizar un proceso interno y conectar con todas esas personas que han muerto. Anónimos en el mar y en las playas, arrastrados por las olas. Nuestro cuerpo canalizaría sus historias. Me sorprende verme en el vídeo. Estaba tan absorta que no fui consciente de las cámaras en ningún momento.


Durante horas caminamos descalzos por Tarragona hasta llegar a la Cala Romana y así, vestidos y en silencio, entrar al mar. Muchos de mis compañeros tiritaban de frío. Yo no. Yo soy gallega. El mar Mediterráneo en marzo, en un día de sol, es más caliente que el Atlántico en agosto. Podía moverme por el agua fría de invierno sin sufrir, incluso estaba disfrutando de una experiencia preciosa y catártica. Y ahí ocurrió. Una ola helada de privilegio me bañó por completo.


Yo saldría del agua. Mi pareja y amigos me esperaban en la orilla con toallas y ropa seca. He tenido la suerte de nacer en un sitio que, pese a sus problemas, es privilegiado. ¿Cuántas veces no somos conscientes de la suerte que tenemos? Las personas a las que yo estaba manifestando con mi performance no tenían a donde ir. Nadie les secaría, les besaría la frente y les daría una infusión calentita al salir del mar. Lo único que podemos hacer con nuestro privilegio es tomar consciencia de ello e intentar ayudar dentro de las posibilidades de cada uno. Y estar agradecidos. Eso pensaba sentada en la arena.


Muchísimas gracias a Amanda Palmer y a Abel Azcona por hacer esto posible.


A título personal, dedico todo esto a mi amiga Shadia Abdulkadir y a toda su familia de Siria. Estuviste a mi lado cuando yo era la que naufragaba y os deseo, a ti y a tu familia, lo mejor siempre. Gracias.

Fotografías: Mara Haro y capturas del videoclip.

© Sabrina Rodríguez. Ante una realidad dada; una Realidad Dadá.